Los arrepentidos del Brexit


Los arrepentidos del Brexit por Carlos Fresneda del Mundo
Una manifestante con la bandera de la UE en su boina, durante una protesta anti-Brexit en Birmingham. DARREN STAPLESREUTERS


James Chapman, ex jefe de Gabinete del ministro para el Brexit, David Davis, es el último partidario de abandonar la UE que advierte de que va a ser una "catástrofe"

James Chapman lo vio venir desde dentro. El ex jefe de personal del ministro del Brexit, David Davis, ha roto la baraja y ha advertido que la ruptura con la Unión Europea -en los términos que pretende Theresa May- va a ser una "catástrofe" y va a dejar a la economía británica "al borde del precipicio".

James Chapman, que abandonó su puesto antes de la debacle electoral de junio, ha interpretado este verano el papel del último "arrepentido" del Brexit, tomando el relevo a Dominic Cummings, ex jefe de la campaña Vote Leave, que advirtió recientemente que las negociaciones con Bruselas "avanzan hacia una desastre garantizado" y que la convocatoria del referéndum fue "una idea estúpida".

Aunque lo cierto es que la "traición" de Chapman se veía venir de lejos. Antes de trabajar Davis estuvo a las órdenes del ex secretario del Tesoro y partidario de la permanencia George Osborne, que ahora dirige The Evening Standard. En los mentideros políticos se especula con que Chapman -en su día redactor-jefe de Política del Daily Mail- podría estar ejerciendo de emisario del propio Osborne y tanteando el terreno para la creación de un nuevo partido anti Brexit.

"No he hablado con George sobre esto", asegura Chapman, cuya fama y furia en Twitter ha rivalizado con la del mismísimo Donald Trump en la última semana. Sostiene Chapman, eso sí, que al menos dos miembros del actual Gabinete de Theresa May (y varios miembros del "gabinete a la sombra" del laborista Jeremy Corbyn) han sido "tocados" y mantienen una línea abierta con la supuesta iniciativa de un nuevo partido.

"Los políticos no están diciendo que vayan a abandonar sus partidos, pero sí han reconocido que existe una enorme grieta en el centro de la política británica", advierte Chapman. El nuevo líder liberal-demócrata, Vince Cable, ha sido el primero en alabar la valentía del "arrepentido" y en anticipar que su partido -que logró un tibio resultado en las últimas elecciones- está dispuesto a admitir a todos los "fugados" que se lo propongan.
Maniobras en la oscuridad

"El 60% de los diputados conservadores estaban a favor de la permanencia y ahora están paralizados, temiendo que les tachen de saboteadores", advierte Chapman. En las filas laboristas, todas las miradas apuntan a Chuka Umunna, el frustrado "Obama" británico, que ha desafiado a su propio líder reclamando la permanencia en el Mercado Único. Las maniobras en la oscuridad del ex primer ministro Tony Blair, que prometió "mancharse las manos contra el Brexit", ha cobrado un nuevo significado tras las revelaciones de Chapman, que dice hablar también por boca de los cientos de funcionarios frustrados por los preparativos -o más bien por la falta de preparación- para negociar el Brexit "duro".

"Ha llegado el momento en que los diputados sensatos de todos todos los partidos admitan que el Brexit es una catástrofe y unan fuerzas en un nuevo partido", escribió el arrepentido en un sonado tuit, en el que lanzaba también la posibilidad de una "marcha atrás" tras un segundo referéndum en el 2019 (#euref19).

"Hay momentos en nuestra vida nacional en los que políticos deberían poner los intereses del país por delante de los intereses del partido", precisa Chapman, que no duda en cargar las tintas contra el titular de Exteriores, Boris Johnson, por la falsa promesa de destinar 350 millones de libras semanales del presupuesto de la UE para rescatar la sanidad pública... "Seamos honestos: si tuviéramos unas leyes electorales efectivas, algunos de los líderes "brexiteros" estarían en la cárcel".

El artífice de la falsa promesa fue en realidad Dominic Cummings, "cerebro" de la campaña del Brexit y artífice de uno de los eslóganes más populares: "Vote leave, take control" ("Vota por las salida, toma el control"). En un intercambio en Twitter con el comentarista Allen Green, Cummings admite a estas alturas que habría sido deseable que no ganara el Brexit y reconoce que la salida de la UE puede ser un "error" para algunos sectores de la economía.

Cummings, que fue asesor especial del actual ministro de Medio Ambiente y "brexitero" mayor, Michael Gove, ha criticado duramente la postura del Gobierno de Theresa May al inicio de las negociaciones y ha instado al Parlamento a forzar un cambio en la "gestión" del Brexit, aprovechando el debate sobre la Ley de Revocación de poderes de la UE a primeros de septiembre.

El laborista y "blairista" David Miliband -hermano del defenestrado Ed Miliband- ha sido entre tanto el último en sumarse al debate en un sonado artículo en The Observer. Miliband asegura que el Brexit es "un acto de autolesión económica sin precedentes" y hace un llamamiento a "los políticos de todos los partidos" a trabajar juntos para evitar que el país avance "hacia el precipicio".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Not today

Yoga for Brexiters